Sólo el 1% de los sanitarios apoya el requisito de saber valenciano

 

La eliminación de la exención del requisito lingüístico para el personal sanitario de la Comunitat, una salvedad que ha desaparecido del proyecto de Ley de Función Pública impulsado por la Conselleria de Justicia, encendió los ánimos del sector, que augura una fuga de profesionales puesto que dominar la lengua será obligatorio para ejercer en la sanidad pública valenciana.

El rechazo tanto de las principales fuerzas sindicales como de los colegios profesionales tiene su reflejo en la campaña 'Sanitat en valencià' impulsada por la Plataforma per la Llengua. Desde la entidad informaron ayer que más de 700 profesionales sanitarios han firmado hasta el momento el manifiesto de la citada campaña, que pide garantizar la atención médica en valenciano al sistema de salud. Sin embargo, esto supone que, por el momento, poco más del 1% de los 63.000 sanitarios de la red pública (incluyendo los departamentos concertados) apoyan la medida; porcentaje que sería todavía más bajo si se incluyen a los médicos y enfermeros de clínicas y hospitales privados. Desde el pasado 31 de octubre, la plataforma recoge adhesiones a la iniciativa a través de una página web. El objetivo del manifiesto, según aseguran desde la entidad, es «dar voz a centenares de profesionales de la salud, favorables a garantizar el uso de la lengua propia y la igualdad lingüística en el sector sanitario». Sin embargo, este requisito puede suponer la puntilla al maltrecho sistema actual por la falta de médicos.

 
 

Contrasta, además, que mientras se aprueban decretos para que los facultativos puedan ejercer sin ninguna especialidad en la sanidad pública o se facilita la llegada de médicos extranjeros con una formación menos exhaustiva que la española (todo ello para tratar de contrarrestar la falta de personal, especialmente durante la crisis sanitaria actual), se fijen nuevos requerimientos como el conocimiento del valenciano, que casi con total seguridad ahuyentará a profesionales que podrían llegar de otras regiones españolas.

Posición antivalenciana

Por otra parte, desde la citada plataforma de defensa de la lengua añaden que la campaña y la recogida de firmas «responde a la posición antivalenciana de las juntas directivas de los Colegios de Médicos de Valencia y Castellón, que se han pronunciado contra el uso de la lengua propia, y al margen de la igualdad de derechos, en un momento de debate de la nueva Ley de la Función Pública valenciana».

El manifiesto, añaden, «defiende atender a la ciudadanía valenciana sin ninguna discriminación de lengua», y también remarca que «el conocimiento del valenciano es garantía de calidad asistencial, ayuda a realizar un diagnóstico y a decidir una cura adecuada». Otras voces apuntan a lo contrario y apuestan por contar con médicos especialistas bien formados, aunque no dominen el valenciano.

Asimismo, la plataforma rechaza la idea de que «los sanitarios pueden dejar la Comunitat para pedir la capacitación en valenciano» y, en todo caso, se urge a «evitar, con medios y recursos, la emigración en otros países de jóvenes profesionales con capacidad en valenciano y castellano, para garantizar la atención sanitaria en lengua propia», apuntan los promotores de la iniciativa.

La campaña pide además aprobar una ley de igualdad lingüística, que «garantice los derechos de los hablantes de las dos lenguas oficiales», y también que se apruebe «una normativa que permita la capacitación lingüística en valenciano del personal sanitario».

 

fUENTE: https://www.lasprovincias.es/politica/solo-sanitarios-apoya-20201118003152-nt.html

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Esta web utiliza cookies…+info