Crisis del coronavirus: Médicos, sindicatos y empresarios le dan una lección a los grupos políticos en las Cortes y les exigen «unidad»

 

«Debemos estar preparados por si viene una segunda oleada. Ir tres o cuatro pasos por delante del virus. No hagan política», les advirtió Mercedes Hurtado, representante de los sanitarios en la comisión de reconstrucción

01.06.2020 | 22:29

 
Crisis del coronavirus: Médicos, sindicatos y empresarios le dan una lección a los grupos políticos en las Cortes y les exigen «unidad»

Los agentes sociales ponen en valor los acuerdos antes que las diferencias.

La primera sesión de comparecencias en la comisión de reconstrucción de las Cortes Valencianas transcurría con un guion previsible. El calendario de esta jornada con la que se inician de facto los trabajos parlamentarios se había reservado para los agentes sociales -patronal y sindicatos- además de los sanitarios. Todos los grandes protagonistas de una alerta de salud que va a convertirse en una emergencia económica y social. Ya era conocida, con sus diferencias, la voluntad tanto de los principales representantes de los trabajadores como de los empresarios de alcanzar grandes acuerdos para la reconstrucción autonómica. Lo han hecho en varias ocasiones a lo largo de esta alarma con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, apadrinando el consenso. A ese guión de pactos por encima de colores políticos se sumaron los sanitarios con una excelente y emotiva intervención de Mercedes Hurtado, presidenta del Consejo a Autonómico de Colegios de Médicos Valencianos. «No hagan política con esto. Ahora no es momento de enfrentarse», dijo la doctora, especialista en oftalmología, en la que fue casi su última frase en el hemiciclo del Palau dels Borja. Frase que, de alguna manera, resumía la jornada. Consenso político en un escenario que, aunque no es el de Madrid, ya está cada vez más enrarecido.

Esta primera tanda de comparecencias fue una lección para los grupos políticos que, de momento, han convertido la comisión en dos bloques. El Botànic, hasta ahora, junto a Ciudadanos y el PP disparando artillería de grueso calibre desde la derecha. Una lección que no está claro que hayan aprendido. Pero también dejó una reflexión de máxima prudencia y cautela sobre los peligros a la que se enfrenta la Comunidad Valenciana durante los próximos meses a la vista de la evolución que pueda tener la epidemia del coronavirus. «Tenemos que estar preparados por si viene una segunda oleada», puso encima de la mesa la doctora Hurtado. En un tono constructivo y generoso, la representante de los médicos dejó claro, de salida, que no acudía a la comisión parlamentaria a «exigir responsabilidades». «Vengo a construir», trasladó a los grupos a la vez que relató los detalles de una «auténtica tragedia» que, sin embargo, la ciudadanía ha vivido entre «aplausos y arco iris». «Se les ha tratado de forma infantil. Sin saber realmente lo que pasaba», criticó.

Hurtado denunció, efectivamente, los problemas con el suministro de materiales sanitarios de protección aunque los circunscribió, especialmente, al principio de la alarma. «A toro pasado es fácil hablar», sentenció. Y alertó de las consecuencias de la pandemia para una plantilla sanitaria «agotada y deprimida» pero también de las secuelas para pacientes que han sufrido la covid-19. «La crisis ha dejado claro que tenemos unos magníficos profesionales pero también evidencia todas las faltas que tenía el sistema sanitario. Todos los fallos», relató la representante de los médicos. La obligación de centrar el servicio sanitario en el combate del virus tendrá consecuencias. Hay que tomar medidas con unas listas de espera que ya eran muy importantes y que se han ensanchado. Por eso, dijo, es necesario contratar personal e invertir en un modelo que sufrió fuertes recortes en la crisis de 2008, una receta que los médicos tampoco quieren repetir.

No bajar la guardia


Y todo eso, además, con un mensaje claro por parte de los sanitarios. No hay que bajar la guardia. «Tenemos que ir tres o cuatro pasos por delante del virus. Hay que estar preparados por si viene una segunda oleada. Dejar los hospitales de campaña, reforzar las plantillas con personal de sustitución y no depender de los demás -en alusión al mercado chino- con autoabastecimiento», apuntó Hurtado antes de remachar. «Hay que prepararse antes frente a lo desconocido. Hemos subestimado al enemigo», alertó. «Hemos sentido mucha impotencia», resumió sobre los efectos de una situación «sobrevenida sobre un sistema que ya estaba en precario». Un panorama que, dijo, se tiene que superar con más investigación y sacando «a flote» del servicio público aunque admitió que, a día de hoy, la situación es mejor que en marzo ante un posible rebrote al disponer de más material. «Queremos participar de las decisiones que se tomen», apuntó la doctora.

También hablaron los representantes sindicales -Ismael Sáez, de UGT, y Arturo León, en nombre de CC OO- y también el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana, Salvador Navarro. Hubo coincidencias notables sobre la necesidad de alargar las compensaciones por los expedientes de suspensión temporal de empleo, la exigencia de la financiación autonómica y, sobre todo, poner por encima los grandes pactos de los intereses de cada uno de los partidos. Pero la comisión se mantuvo en la misma tónica. Sin ofrecer pistas sobre el camino que, finalmente, tomará el PP para sumarse a la vía del consenso. O si el Botànic les facilitará una salida. La pelota está sobre el mismo tejado... el de todos los políticos.

Cuatro comparecencias para poder arrancar con la reconstrucción


La comisión de reconstrucción escuchó ayer a sus cuatro primeros comparecientes. El primero en abrir el fuego fue Ismael Sáez, secretario general de UGT. Le siguió Arturo León, máximo representante de CC OO. Al mediodía, tomó la palabra Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana. Cerró la mañana Mercedes Hurtado, presidenta del Consejo Autonómico de Colegios de Médicos Valencianos. La comisión continuará con sus trabajos el lunes.

La patronal pide reducir la estructura del Consell y los sanitarios rechazan reversiones


Durante la larga sesión parlamentaria, unas cuatro horas, hubo latiguillos por parte de todos los grupos. El PP insistió, en todo momento, en pedir a los comparecientes que desgranaran errores en la gestión. Ferran Martínez, de Podemos, pidió opinión sobre la regulación del teletrabajo, una de las fórmulas laborales que han aflorado en esta crisis. Compromís, tanto a través de Mònica Àlvaro como de Aitana Mas, insistió en la financiación autonómica. Y Ciudadanos solicitaba a todos que propusieran medidas a corto, medio y largo plazo. Una de las cuestiones que tampoco pasó desapercibida fue la propuesta lanzada por Salvador Navarro, presidente de la patronal CEV, para reducir la estructura política del Consell. Un guante que recogió la derecha pero que la izquierda no quiere tocar para evitar que se repita la historia de deterioro administrativo de 2008. Y los médicos pidieron evitar las próximas reversiones sanitarias.

Fuente: diarioinformacion

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Esta web utiliza cookies…+info