Las trabajadoras sociales reclaman aumentar las plantillas de los servicios sociosanitarios y mejor coordinación entre administraciones

 

Alicante, 03 de abril de 2020. Los colegios oficiales de Trabajo Social de Alicante, València y Castelló perciben la dificultad de la coordinación entre las distintas instituciones, en la que muchas de las y los profesionales del Trabajo Social de las distintas consellerias estaban implicadas, sin tener la tarea realizada, y que esta pandemia del COVID-19 la ha interrumpido.

Desde los tres colegios oficiales de Trabajo Social de la Comunidad Valenciana se han trasladado al Consell las necesidades detectadas por las y los profesionales en sus centros de trabajo durante la situación de crisis del COVID-19. Se han enviado escritos a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, a la de Sanidad Universal y Salud Pública y a la de Educación, Cultura y Deportes, con las demandas recogidas en cada uno de los tres colegios.

Además de la mejora de la coordinación entre administraciones, una petición muy recurrente, que afecta principalmente a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, es la necesidad de aumentar urgentemente la plantilla y se lamenta la falta de material de equipamiento y protección individual (EPI) tanto para las trabajadoras sociales como para las profesionales del Servicio de Ayuda a domicilio. Se trata de profesionales que forman parte de los servicios esenciales de atención a la ciudadanía, que a estas alturas tienen que ser reforzados para poder atender todas las demandas. En el escrito, se hace constancia de la dificultad que tienen algunas trabajadoras y trabajadores sociales para poder realizar teletrabajo, puesto que en muchos centros no  tienen preparadas las redes informáticas para que se pueda acceder a las bases de datos desde casa.

En cuanto a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, se ha hecho traslado de la necesidad de una estructura coordinada entre las administraciones sanitarias y las sociales, además de protocolos unificados y consensuados desde la Conselleria que faciliten la comunicación tanto en los departamentos de Salud como en los propios equipos de trabajo. En este sentido, se reivindica la figura de la coordinadora de Trabajo Social de los departamentos de Salud, que pueda recoger y sistematizar toda la información relativa al Trabajo Social en esta situación de crisis y que impulse la colaboración entre profesionales para elaborar protocolos de atención a la emergencia social.

A las trabajadoras y los trabajadores sociales les preocupa la falta de ayudas de alimentos para los niños, niñas y adolescentes que no reciben beca de comedor, lo cual se ha comunicado a la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes. Y denuncian que la docencia a distancia pueda acentuar la brecha social, puesto que muchas familias no pueden acceder en la tecnología. Se considera así que el derecho a una educación sin discriminación por razón de condiciones sociales y económicas queda vulnerado. Entre otros, se solicitan algunos materiales educativos propios de los centros de educación especial porque los Servicios Sociales de atención primaria no tienen y un aumento de vales de alimentación.

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Esta web utiliza cookies…+info