El gran reto de los colegios profesionales del sector sanitario

 

Carlos Fornes, a la izquierda, con el presidente del TC, Juan José González. Foto: AP
 
 
18/07/2019 - 

El sistema de los colegios profesionales en España prevé el requisito de colegiación para aquellos profesionales cuyo ejercicio afecta a derechos de los ciudadanos. El sector sanitario es, por tanto, uno de los implicados en la obligatoriedad de la colegiación, que es además una garantía para los propios colegiados y para los beneficiarios de los servicios que éstos prestan. Sin embargo, el mero hecho de la obligatoriedad de la colegiación no es suficiente. 

No podemos negar que, en el sector sanitario, existe una palmaria desafección de los colegiados con respecto a esta institución, producida por el desconocimiento de los colegiados sobre la utilidad de los colegios profesionales.

Los colegios deben ser útiles para los colegiados, y no viceversa. Hay dos ejemplos muy ilustrativos de esta lejanía colegio-colegiado. El primero de ello, las convocatorias de asambleas generales. Vemos colegios profesionales con 14.000 asociados, de los que a las asambleas van menos de 100. El segundo ejemplo, la bajísima participación en los procesos electorales. En la mayoría de ocasiones los colegiados llegan a sentirse utilizados, ya que perciben que sólo en períodos electorales es cuando se les sobreexpone a información debido a unos intereses que en muchas ocasiones son externos y ni siquiera forman parte ni del propio colegio profesional.  

Es, por tanto, necesario que los colegios profesionales sanitarios se planteen cómo hacer atractiva y útil la colegiación. Este cambio de paradigma pasa, bajo mi punto de vista, por dos temas importantísimos: el reciclaje en el empleo de las nuevas tecnologías para establecer una comunicación directa y útil con los colegiados es el primero de ellos. En la era de la comunicación 2.0, hay todavía muchos colegios profesionales que no han dado el salto digital, un salto que es imprescindible para generar una comunicación fluida con sus colegiados. Newsletter y redes sociales son sólo dos ejemplos de herramientas que sirven para que los colegiados estén permanentemente informados de la agenda y las actividades que propone su correspondiente colegio profesional.

El segundo aspecto en el que los colegios profesionales tienen una gran proyección es la formación de sus colegiados. Sin duda alguna, la apuesta por una oferta completa y adaptada a las necesidades de cada profesión de formación específica aporta un valor añadido a los colegios profesionales como entidades que velan por sus colegiados.

Este cambio de mentalidad en la gestión de los colegios profesionales sanitarios es la única manera de que estas entidades puedan tener la relevancia que merecen ahora y en el futuro.

Carlos Fornes Vivas. Presidente de la Asociación de Derecho Sanitario de la CV

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Esta web utiliza cookies…+info