¿Qué opinas de los colegios profesionales? Los expertos debaten sobre sus retos más importantes

 

04.11.2018 | 04:15

De izquierda a derecha: Enrique Sáez Solano, Montserrat Angulo Perea, Belén Paya Pérez, Francisco Martín Irles, María Dolores Botella Ballesteros, Carmen Verdú Ferrer, Fernando Candela Martínez, María Isabel Moya, y Gonzalo Moreno del Val
 

Representantes de distintos colegios profesionales de la provincia de Alicante se reunieron en un desayuno informativo organizado esta semana por INFORMACIÓN para afrontar diversos aspectos que persigue este sector profesional.

Entre los retos planteados destaca el hecho de proyectar a la sociedad los valores que los colegios profesionales aportan a la ciudadanía, incrementar la comunicación y colaboración con las Uniones de Colegios Profesionales autonómicos y estatales, así como facilitar la información y la formación a colegiados y ciudadano y mejorar la colaboración con la Administración y con el conjunto de instituciones.

De igual forma se abordó cómo liderar la transformación digital y luchar contra el intrusismo y el ejercicio irregular de la profesión.

Durante el encuentro, en el que participaron ocho colegios profesionales de Alicante, se trataron asuntos tan relevantes como los riesgos a los que se enfrentan estas asociaciones profesionales y las oportunidades presentes y futuras, así como la necesidad de reforzar su posición como garantes de seguridad y responsabilidad, no solo de los colegiados, sino del conjunto de toda la sociedad. Porque, según los presentes, «un correcto desarrollo de cualquier profesión o servicio, se traduce en una sociedad satisfecha, feliz y segura».

¿Qué aportan los colegios profesionales a la sociedad?

La primera cuestión que el moderador del debate y redactor de INFORMACIÓN, Jose María Pumar, puso sobre la mesa fue la justificación de la existencia de los Colegios Profesionales: «Hoy en día, ¿todavía es necesario defender la presencia de las entidades colegiales?».

Con respecto a este asunto, el primero en intervenir fue Fernando Candela, presidente del Colegio Oficial de Abogados de Alicante. «Es cierto que hubo un tiempo donde se ponía en duda nuestro valor y estuvimos entablando una lucha para que el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales no viera la luz - una norma que supuso un ataque furibundo a la pervivencia de los colegios profesionales -sin embargo, eso se superó y creo que hoy en día estamos perfectamente instaurados, por lo que no veo ningún peligro en este sentido».

Por su parte, María Isabel Moya, presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Alicante, manifestó que discrepaba en una cuestión, y es que «el peligro siempre acecha». Según Moya, aunque el Gobierno paralizó esa ley, todavía planea la sombra de Europa que sugiere que en España hay demasiados Colegios Profesionales y que éstos impiden la libre competencia y el libre ejercicio profesional cuando, realmente, es todo lo contrario: «Los Colegios demostramos nuestro valor añadido, el firme respaldo al colegiado y a la ciudadanía, y a coste cero para la Administración, porque hay que recordar que no estamos subvencionados. Consideramos, pues, que está más que justificada nuestra existencia».

Los costes de ser colegiado son mínimos, y sin embargo, supone un beneficio tremendo. Así lo afirmó Belén Payá, presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, que quiso recalcar que los colegios favorecen la autonomía, pureza y dirección de una profesión». Afirmación con la que también estuvo de acuerdo Enrique Sáez, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales, quien añadió que los Colegios cumplen un papel social evidente: evitar estafas y daños colaterales, regular la profesión... «Si el ejercicio de un profesional no está bien regulado, el que está desprotegido es el ciudadano, y es nuestra función velar por sus derechos».

Francisco Martín, en calidad de secretario de la Unión de Colegios Profesionales de Alicante (UPA), quiso hacer una llamada de atención: «Durante varios años hemos ido observando cómo muchos profesionales se refugiaban en los Colegios a la hora de intentar justificar el precio de los servicios. Comentaban que el Colegio les marca que su servicio tenía que valer ´X´, en lugar de poner en valor su propio trabajo. Debido a esto, la ciudadanía se formó una mala percepción de estas instituciones, y consideraba que los servicios serían más baratos si no existieran los Colegios. Por suerte, esto ya no se puede hacer».

Intrusismo, colegiación y ejercicio irregular

El siguiente tema que se planteó fue la cuestión del intrusismo y el ejercicio irregular de las profesiones. Se habla de intrusismo cuando no se tiene la titulación adecuada, y de ejercicio irregular si no se está colegiado cuando es obligatorio.

En este sentido, María Isabel Moya expuso que existen tres situaciones: «Profesiones que requieren titulación y colegiación obligatoria; el libre ejercicio, que no requiere titulación ni colegiación; y aquellas profesiones que necesitan unas competencias, con o sin titulación universitaria, pero no es obligatoria su colegiación».

Fernando Candela, por su parte, añadió que suelen tener colegiación obligatoria «aquellas profesiones que afectan directamente al ciudadano». No obstante, en este campo suele haber confusión porque hay una ley a nivel nacional, pero regulaciones particulares en cada Comunidad Autónoma.

Carmen Verdú, vocal de la Junta del Colegio Oficial de Economistas, habló acerca de los problemas de las profesiones que no son de colegiación obligatoria. «En nuestro caso, se produce el intrusismo sin que suponga ningún delito. Es el caso de personas que se presentan como asesores fiscales sin que legalmente se le exiga una titulación. El Colegio aplica sus normas deontológicas pero hay gente que actúa por su cuenta y nadie puede decirle nada».

Por su parte, María Dolores Botella, vicepresidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos, celebra que desde hace unos meses es obligatoria la colegiación para todas las especialidades de Farmacia, ya que antes no lo era «ahora deben colegiarse incluso los profesionales que trabajan para la Administración, es un gran paso».

Formar y comunicar, los grandes retos

Otros temas que se pusieron sobre la mesa y generaron mucho debate fueron la formación y la saturación de profesionales, además de la importancia de la comunicación con los colegiados y la sociedad.

Gonzalo Moreno, presidente del Colegio Oficial de Veterinarios, destacó en este punto que uno de los principales retos de los Colegios versa en la formación. «Hoy en día nos encontramos con una burbuja universitaria brutal. Hay ´inflación´ de profesionales en ciertos sectores, lo que provoca mucha más demanda que oferta de empleo».

Esto, según Gonzalo Moreno, supone que hay más profesionales compitiendo entre sí, lo que provoca ofrecer servicios a precios muy por debajo del mercado, y un enorme daño al conjunto del sector. «Por ejemplo, desde Europa nos instan a que deberíamos tener 6 facultades de Veterinaria en España, en lugar de las 13 existentes, y que cada año deberían ofertarse 800 plazas universitarias en vez de las 1.700 que se abren anualmente».

Por otro lado, los Colegios Profesionales deben garantizar la formación continua de los colegiados, por eso otro de los retos que planteó el presidente del Colegio de Veterinarios, y que ya se está llevando a cabo, es «incorporar las nuevas tecnologías a la formación en los Colegios, mediante cursos, talleres y seminarios online».

María Dolores Botella, del Colegio de Farmacéuticos, añadió al respecto que siempre se puede hacer más en el terreno de la formación. «Es un servicio que damos y debe ser continuado. Igual que lo es la vigilancia de la ética profesional».

Otro de los desafíos para Belén Payá, del Colegio de Enfermería, es «darnos a conocer de cara a la sociedad». Y es que, más allá de los estudiantes (futuros colegiados) y los colegiados, es necesaria una apertura social y una comunicación eficaz para que la ciudadanía sea consciente del valor de los profesionales en el tejido social y económico.

En este sentido, Fernando Candela insistió en que es necesario trasladar a la sociedad que los Colegios Profesionales son una garantía para el ciudadano, que cumplen una función social, y que es importante la formación pero también la colegiación, ya que ésta se encuentra refrendada por el Tribunal Constitucional. «No es el Estado el que sanciona una mala praxis, son los Colegios Profesionales. Sin ellos, perdería la sociedad y los colegiados».

Transformación digital

Con respecto al reto de las nuevas tecnologías, Enrique Sáez sabe que la digitalización no es una opción, «es un tema de supervivencia». Y es que el Colegio de Ingenieros Industriales ha sido elegido como Oficina de Transformación Digital entre varias instituciones de toda la Comunidad Valenciana. «Siempre procuramos dar un plus al profesional que está colegiado frente al que no lo está», concluyó Sáez.

En este campo, Fernando Candela añadió que «había una fecha para la implantación de la digitalización absoluta, pero el gobierno tuvo que resolver una moratoria de dos años por cuestiones técnicas». Aun así, todos los Colegios están ya trabajando intensamente para que todos los trámites se puedan hacer de manera electrónica.

Foro PROA: Un año de debate de temas claves para la provincia

Acto de presentación del Foro Proa en 2017 / Información

El Foro PROA (Provincia de Alicante) nace en octubre de 2017 a partir de la iniciativa de la Unión de Colegios Profesionales de Alicante (UPA) con el propósito de «poner en valor la provincia de Alicante y ser foro de debate y generador de opinión sobre las realidades y problemas que nos afectan», en palabras de su presidente, Fernando Candela Martínez.

En IFA-Elche fue su presentación en sociedad, destacándose su propósito de ser grupo vertebrador de la sociedad civil. Posteriormente, ha desarrollado diversas actividades con argumentos ajustados a la situación del tiempo y lugar.

Así, en Orihuela, tras la mesa redonda celebrada el 30 de enero con una asistencia masiva, se elaboró el dossier «El agua en la provincia de Alicante. Realidad, problema y soluciones». En Dénia, en el salón de actos de Balearia, el 19 de abril, se abordó el difícil tema de «Las comunicaciones en la provincia de Alicante. La Marina Alta», desde la percepción de que esta comarca se ha convertido en una isla incomunicada.

El 11 de junio, en Torrevieja, expertos en la materia lidiaron aspectos del pasado, presente y futuro de la relación «Puerto y ciudad». Y este 17 de octubre, en el salón de actos del MARQ, tuvo lugar la mesa-debate sobre «La cultura en la provincia de Alicante», tratando el tema de la discriminación.

«Este primer año, ha sido muy favorable e ilusionante, todo el mundo dice que es una grandísima idea», afirma Fernando Candela. «Estamos muy contentos. La respuesta ha sido positiva al 100%, pero los resultados de este proyecto no se ven en cuestión de un año. Tenemos que seguir trabajando para que la sociedad civil y los profesionales sean cada día más fuertes y tengan voz por una mejor provincia de Alicante».

PROA ya ha recibido peticiones por parte de grupos políticos para sentarse a hablar. «Cuando consideremos que somos representantes reales de algo empezaremos a buscar un sitio en la mesa de las decisiones. Todavía no hemos llegado a ese punto, pero llegaremos», concluye su presidente.

 

 

Fuente: diarioinformacion.es

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la navegación.+info