Los médicos de Alicante proponen a Sanidad un plan contra las 'pseudociencias'

La presidenta del Colegio de Médicos, Isabel Moya con la consellera Ana Barceló, y las directoras generales de Recursos Humanos y de Asistencia Sanitaria. E. M.

Plantean establecer pautas para prevenir la celebración en la Comunidad Valenciana de eventos sin aval científico

Solicitan ayuda para impedir un congreso de Medicina Integrativa en la capital para el próximo mes de noviembre

Consejos médicos sobre 'pseudociencias'

 

Sin embargo, lejos de desvanecerse, esa amenaza sigue presente y los médicos se han levantado en armas para evitar que Alicante pueda convertirse en una capital abierta a este tipo de prácticas. Ahora, el Colegio trata de impedir el primer certamen nacional de la Sociedad Española de Medicina Integrativa, que está previsto para el próximo mes de noviembre en la ciudad.

Se trata este de un caso «más complicado» de paralizar porque los organizadores están constituidos como asociación legal y «más triste» porque, en su mayoría, los participantes «son colegas, médicos de Atención Primaria, enfermeras, fisioterapeutas, profesionales colegiados que trabajan con la medicina científica pero que, a su vez, dan cabida entre sus prácticas a estos procedimientos que llaman alternativos pero que son pseudomedicina».

Así se expresa la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Alicante, Isabel Moya, quien hace hincapié en que los procedimientos a los que se da cobertura en esta medicina integrativa (un inmenso cajón de sastre que incluye reiki, homeopatía, aromaterapia, productos de herbolario, alineamiento de chakras, ozonoterapia, homeopatía, acupuntura, kinesiología, dietas,medicina tradicional china o quiropraxis) «no son inócuos» y utilizan una serie de teorías sin evidencia científica que ofrecen una salida fácil a un sector poblacional muy frágil».

En especial, a los médicos les preocupan las acciones dirigidas a pacientes oncológicos, que «pueden provocar mucho daño», especialmente cuando impide que el paciente reciba la terapia adecuada y eficaz para su enfermedad o que abandone el tratamiento. «Hay por ejemplo una charla que se titula 'la vitamina C como quimioterápico'. Evidentemente, expresado así, es mucho más atractivo y cómodo tomar vitamina C que someterse a la quimioterapia y a sus efectos secundarios, pero es algo engañoso, sin base científica, que los médicos no podemos avalar», subraya Moya.

El congreso previsto por la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (Sesmi) en el Hotel NH de Alicante está patrocinado por un buen número de empresas farmacéuticas y de productos homeopáticos, entre las que destaca Boiron. «Es curioso porque desde estas posiciones, siempre se acusa a la medicina científica de actuar bajo los intereses de las industrias farmacéuticas», apuntan desde el Colegio de Médicos.

Añaden desde el organismo que, durante este congreso, «no solo se va a proclamar la utilidad de numerosas pseudoterapias para el cáncer, sino que lo van a hacer personas que deberían estar sancionadas por sus respectivos colegios profesionales y por los pertinentes en los que hacen intrusismo».

Los médicos de Alicante alinean su posicionamiento respecto a las pseudociencias con el de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y cuentan con el respaldo de la Asociación para proteger al enfermo de terapias pseudocientíficas (APETP), que exige garantías científicas y promueve cambios legislativos para ayudar a la sociedad. Con estas premisas, han mantenido ya reuniones con la consellera de Sanidad, Ana Barceló y con el alcalde de Alicante, Luis Barcala, a quien entregaron un dossier con información de los organizadores y las prácticas que defienden y llevan a cabo.

Primeros contactos

La pasada semana, en la primera reunión mantenida desde que accedió al cargo entre Ana Barceló y el Colegio de Médicos de Alicante, se abordó -entre otros asuntos- esta problemática y la presidenta del organismo le propuso una serie de medidas, entre las que destaca la elaboración de un plan preventivo para evitar que tengan cabida en la Comunidad Valenciana eventos médicos y sanitarios que no hayan sido avalados por las fundaciones científicas, las administraciones y los Colegios Profesionales.

«No se trata tanto de establecer medidas puntuales y reactivas, sino de marcar unas pautas que lancen un mensaje claro sobre cuál es la posición de esta Comunidad Autónoma respecto a la pseudomedicina». La responsable del departamento autonómico recogió estas propuestas, que se estudiarán, al tiempo que mostró el interés del Gobierno valenciano por activar plataformas y mecanismos con los que contrarrestar los bulos sanitarios, así como prohibir y sancionar la publicidad sanitaria engañosa.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2018/08/27/5b82cf6522601de6328b463a.html

Archivo de noticias
Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la navegación.+info. Aceptar