El presidente de UP advierte que "no se pueden trocear las profesiones porque se afecta a derechos fundamentales"

En palabras del propio Carnicer: «No se pueden trocear las profesiones liberales porque todos los profesionales están en contacto con derechos fundamentales de los ciudadanos: con su salud, su seguridad física o jurídica, su patrimonio o con servicios que llevan detrás una fortísima carga deontológica para la mejor atención de las personas como ocurre en el caso de los abogados, los gestores administrativos, los administradores de fincas, los geólogos...». Como señaló el presidente, al considerar la colegiación de las profesiones, aspecto ahora en debate debido al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales aprobado el pasado 2 de agosto, hay que tener muy en cuenta que «estamos jugando con una calidad de servicios que va más allá de una prestación de servicios con mayor o menor acierto o con cuestiones relativas al precio».

Al referirse al citado Anteproyecto, al que se han presentado alegaciones desde Unión Profesional, destacó el papel que juegan los colegios profesionales, sobre todo, en el ámbito social que, como afirmó, se observa muy claramente en la Medicina, la Arquitectura o la Abogacía, no solo con el turno de oficio y la Justicia Gratuita sino con otros servicios sociales prestados a menores, presos, inmigrantes, personas con discapacidad, mujeres que han sufrido violencia de género... «Los colegios profesionales en España han funcionado francamente bien», dijo Carnicer.

Además, aludió a estudios realizados tanto por la consultora Roland Berger (para la Abogacía) como por Unión Profesional en los que se ponen de manifiesto los escasos beneficios de incorporar nuevos operadores al subsector de los servicios profesionales. En concreto, según el estudio de UP, incluso podría haber una reducción en el PIB de 3.317 millones de euros en cinco años, resultado de la pérdida de confianza de los ciudadanos ante la posible deficiente formación de esos operadores.

El presidente de la Abogacía y UP profundizó asimismo en todos aquellos temas que preocupan a la Abogacía en estos momentos como la Ley de Tasas Judiciales, la supresión de los jueces sustitutos o la baja participación de letrados en activo en el Consejo General del Poder Judicial, asunto recogido en la propia Constitución Española. Al ser preguntado acerca de las medidas de regeneración democrática, Carnicer se mostró tajante: «ha llegado el momento en que la ciudadanía debe decir "ya vale"». Si los políticos quieren recuperar la afección de los ciudadanos, continuó diciendo, «todo lo que signifique 'corrupción', hay que erradicarlo totalmente; en el momento en que haya cualquier indicio, deben dimitir».

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la navegación.+info