Nota de prensa C Fisioterapeutas

Levantarse periódicamente, hacer pequeños ejercicios y consumir líquidos es clave para evitar los riesgos del síndrome de la clase turista según el ICOFCV

 

Valencia, 1 de agosto del 2013.- Más de dos millones de personas tomarán un vuelo en la operación salida primero de agosto, muchos de ellos de larga distancia. Ante ello, el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana (ICOFCV) recuerda a los viajeros que para evitar el conocido como “Síndrome de la clase turista” y no sufrir problemas circulatorios una de las claves es levantarse cada cierto tiempo para dar un paseo, así como realizar pequeños ejercicios con los pies, consumir líquidos, no beber alcohol para no deshidratarse y no llevar prendas ajustadas.

 

Desde el Colegio, recuerdan que la principal causa del síndrome del viajero o síndrome de la clase económica es la inmovilidad a la que están sometidos los pasajeros de un avión, sobre todo, en trayectos transoceánicos o intercontinentales, en los que mantienen una misma postura durante mucho tiempo.

 

A esto se suman otros factores como la presión interna del avión, el consumo insuficiente de líquidos y la escasa humedad relativa que existe dentro de la cabina. “Todo ello, favorece la deshidratación y aumenta la viscosidad de la sangre, pudiendo favorecer la formación de coágulos”, explica Jose Casaña, profesor del departamento de Fisioterapia de la Universitat de València y miembro de la Sección de Formación del ICOFCV.

 

Por ello, Jose Casaña recomiendan no cruzar las piernas cuando se está sentado así como moverse y realizar ejercicios con los pies “sobre todo de flexión y extensión como por ejemplo, describir círculos o simular que pisamos el acelerador del coche. También debemos hacer ejercicios de fuerza como si nos pusiéramos de puntillas, de forma que contraemos los músculos de las piernas y favorecemos el vaciamiento del sistema venoso profundo”, explica este fisioterapeuta miembro del ICOFCV.

 

Asimismo, subrayan que hay algunos colectivos con especial riesgo, en los que todavía es más importante seguir estas recomendaciones. “Son personas que por edad o por la presencia de alguna enfermedad tienden a permanecer inmóviles, así como personas que poseen una menor masa muscular o simplemente tienen una mayor facilidad para generar trombos (coágulos). También, la presencia de una circulación venosa lenta o de un sistema venoso profundo alterado predispone a la formación de estos coágulos”, manifiesta Josep Benítez, profesor del departamento de Fisioterapia de la Universitat de València y coordinador de la Sección de Formación del ICOFCV, quien añade una última recomendación: “elegir, si es posible, un asiento cerca del pasillo para así levantarse con mayor facilidad”.

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la navegación.+info