Historia de la Unión Profesional de Alicante

En el correr de las postrimerías de 1991 el Colegio de Ingenieros Técnicos Industria­les y el Colegio de Médicos de Alicante ini­ciaron contactos con otras instituciones cole­giadas a fin de promover reuniones en que se contrastara la problemática común de los Colegios Profesionales de la provincia de Alicante; así, se convocó una reunión de Co­legios o Delegaciones profesionales que tuvo lugar el 14 de enero de 1992 en el Cole­gio de Médicos, con asistencia de veintidós representantes. 

Después de varias intervenciones, entre las que cabe destacar las del Colegio de Ar­quitectos, así como la del Colegio de Abo­gados, se llegó a la conclusión de la necesa­ria, como conveniente, futura Ley de Cole­gios Profesionales de la Comunidad Valen­ciana, siendo el criterio dominante en que el texto legislativo fuera lo suficientemente amplio para que permitiera el consenso de la totalidad de las profesiones colegiadas, al margen de que cada profesión regulase, por medio de Estatutos o Reglamentos, las cues­tiones puntuales y específicas que les afecta­ran diferenciadamente.

Al final de la reunión se redactó un acuerdo que está en decir lo siguiente:

  1. Transmitir al Gobierno de la Generalidad Valenciana la necesidad del desarrollo autonómico en materia de Co­legios Profesionales.
  2. En este orden, solicitar de dicho Gobierno pida de la Administración cen­tral la transferencia de competencias en esta materia, desarrollando así nuestro Estatuto de Autonomía.
  3. En cumplimiento de la función social que los colegios tienen, instar dicho desarrollo de los Poderes Públicos, Parla­mento Autonómico y Partidos Políticos ofreciendo al efecto la colaboración nece­saria.
  4. Crear una Comisión Gestora re­presentativa que estudie, proponga y promueva las actuaciones precisas para la efectividad de los anteriores acuerdos, compuesta por los representantes de los Colegios Oficiales de Arquitectos, Abo­gados, Ingenieros Técnicos Industriales, Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Médicos y Doctores y Licenciados"". 

Es bastante el tiempo que ha transcu­rrido desde que la Comisión Gestora empe­zara a dar forma y a constituir el hacer y fi­nes de lo que debía ser nuestra Unión Profesional en la Provincia de Alicante. Gestión ardua que tuvo lugar entre la Ley de Cole­gios Profesionales de ámbito estatal, que pretendía modificar la existente con el carác­ter mercantilista contenido en el Informe del Tribunal de Cuentas y Defensa de la Com­petencia, Ley a la que se tuvo que hacer frente desde inducciones en foros y haceres políticos con asistencia a reuniones tanto en Valencia como en Madrid y ante la propia Unión Profesional Central. Bien es cierto que ya existían las Leyes de Colegios Profe­sionales de Canarias y la denominada Esta­tutos de la Intercolegial Catalana. Se conso­lidó oficialmente nuestra Institución a través de la Carta Fundacional y Estatutos de la Unión Profesional de Alicante (UPA), tra­mitando la inscripción ante los servicios de la Consellería d' Adminsitració Pública de la Generalidad. En el devenir de la Junta Ges­tora coincidió con el problema del I.A.E. e I.B.I. y designación de miembros en el Con­sejo Económico y Social de la Universidad de Alicante; se redactó un borrador de la Ley de Colegios Profesionales en la Comu­nidad Valenciana que se puso en conoci­miento de las instancias políticas que gober­naban la Comunidad y del partido mayorita-rio de la oposición.

Entramos en contacto con las institu­ciones homologas de Valencia y Castellón, comprobando que en Valencia ya existía reunión de estas instituciones, pero bajo unos Estatutos de Régimen Interno sin lega­lización oficial; por contra, en Castellón no existía nada al respecto. Instamos a Valencia y Castellón a través de los representantes de cada uno de los Colegios que constituíamos la Comisión Gestora a que se promoviera una asociación análoga a la que nosotros ha­bíamos creado aquí en Alicante, culminando nuestro hacer insistente con que Valencia constituyera en 1994 la Unión Profesional de Valencia, cuya representación oficial se llevó a cabo en el Paraninfo de la Universi­dad Literaria, asistiendo la alcaldesa de Va­lencia, que demostró un notorio interés por esta Institución, ofreciéndose en apoyo in­condicional, como lo había venido haciendo hasta ese momento.

En la Asamblea General Extraordinaria del 13 de julio de 1993 se confirma la pri­mera junta Directiva de UPA, quedando constituida por:

- Presidente: Ramón Sancho Ripoll.

- Vicepresidente: Arturo López Fernández.

- Secretario: Ramón Orbaiceta Santamaría.

- Vicesecretario: Enrique Llopis García.

- Interventor: Francisco Martín Irles.

- Tesorero: Isidro Echániz Maciá.

- Vocal: José Enrique Ruíz Favieres.

Con muchas inquietudes en la UPA transcurre el tiempo, unas veces con fructifi­cación en las gestiones y otras menos con no tantas, pues la pretendida Ley economicista estatal era mucho lo que nos inquietaba y nuestros políticos de la Comunidad Valen­ciana no estaban por el juego si antes no se aprobaba la Ley estatal. Mucho es lo que se ha dejado impreso respecto a lo que tene­mos que hacer una vez que se consiguiera la base en nuestra Ley de Colegios Profesiona­les de la Comunidad.

Sigue transcurriendo el tiempo, se van produciendo cambios de personas en los cargos de Presidentes o Delegados de las Instituciones, lo que estatutariamente en UPA nos obliga a ir reconsiderando los Car­gos representativos y obviamente los Direc­tivos de la Junta. Así, por haber sido nom­brado en elecciones celebradas en el Cole­gio Oficial de Médicos el doctor Ricardo Ferré Alemán, previa acreditación, pasa a integrarse en la Junta Directiva, que en reu­nión celebrada el 9 de mayo de 1996 se acuerda entre los asistentes que ostente el cargo de Presidente que había venido ejer­ciendo el doctor Ramón Sancho Ripoll.

El 15 de abril, durante la toma de pose­sión como Presidente del Colegio de Médi­cos de Alicante por Ricardo Ferré y asis­tiendo al acto el Molt Honorable Presidente de la Generalidad Valenciana, Sr. D. Eduardo Zaplana, se expresó la condición que Ricardo tenía de ser un defensor a ul­tranza de los Colegios Profesionales, prome­tiendo trabajar denodadamente para calar suficientemente en nuestro tejido social. Se solicitó del Molt Honorable la pronta apro­bación de la Ley de Colegios Profesionales de la Comunidad Valenciana, que hoy, des­pués de muchos avalares y con otro borra­dor de Ley, tenemos a bien manifestar nues­tro más profundo agradecimiento por su aprobación en Cortes, transmitiendo desde esta Secretaría la más sincera colaboración con la Administración para vertebrar nuestro hacer profesional en la Sociedad de la Co­munidad Valenciana.

Ramón Orbaiceta Santamaría

Compartir en... Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+
© UPA - Unión Profesional de Alicante - - HTML5
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la navegación.+info. Aceptar